ORQUÍDEA DRÁCULA

Felipe Carvallo es el artífice de este peculiar espacio, decorado como si de un laboratorio se tratara (con alicatado blanco), llamado Orquídea Drácula, en honor a la llamativa y tenebrosa planta ecuatorial que solo crece en lugares oscuros. El trabajo de Carvallo se desarrolla en dos vertientes: de un lado, las plantas, sobre las que asesora en su manejo y cuidados; del otro, las flores cortadas, cuyo reto consiste en que su belleza dure lo máximo posible. Para ello, se sirve de ciertos trucos poco comunes, como pintar las hojas con pigmentos naturales, sprays al agua, pintura fotosensible y, en ocasiones, hasta purpurina.

Dirección

Calle de Amaniel, 20, local 10, 28015 Madrid

Horario

L: CERRADO M-V: 11:00-15:00 ; 17:30-20:00 S: 11:00-15:00 D: CERRADO


Scroll to top